Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Felix Jonshon Humano

  1. #1
    Jugador
    Este usuario no tiene estado.
     
    Avatar de Mor'Hork
    Fecha de Ingreso
    10 ago, 15
    Ubicación
    Una cueva perdida por el mundo.
    Mensajes
    325
    Gracias
    14
    3 Gracias recibidas en 3 Posts

    Felix Jonshon Humano

    Mor'Hork
    Nombre y apellidos
    Felix Jonshon
    Raza
    Humano
    Nivel de Rol
    1
    Promoción a la que aspiras
    Ninguna
    Clase
    Picaro
    Género
    Masculino
    Edad
    23
    Clan, tribu o cártel
    -
    Metas
    Descubrir mundo, convertirse en un afamado explorador, combatiente y músico y saldar la deuda de vida que le debe a Hjalmar.
    Clases de Prestigio que aspiras
    Duelista
    Altura y peso del personaje
    1,79
    Apariencia física
    Un mozo joven de tez más bien pálida, de cuerpo atlético y rostro de buen ver, largos cabellos rubios y una perilla y bigotes cuidados.
    Personalidad
    De personalidad afable, a veces optimista y generoso, aunque también resulta bastante indeciso.
    Facción
    • Alianza

    Academia o Maestro
    -
    Organizaciones
    -
    Orientación Sexual
    • Heterosexual

    Creencias e Ideales
    Cree en la Luz.
    Conocimientos
    Sabe hablar, leer y escribir en la lengua común, así como tocar el laúd.
    Clase Social
    • Clase media

    Familiares y conocidos
    Felix (Padre; vivo) Leila (Madre; viva), su hermana menor Mery (Hermana menor; viva) Hjalmar (Amigo; vivo)
    Lugar de Nacimiento y Residencia
    Nació en Ventormenta, actualmente no tiene residencia.
    Trabajo y Herencias
    -
    Historia del personaje
    Felix nació en Ventormenta como hijo de una familia bastante adinerada de mercaderes de seda por lo que nunca le faltó la comida en la mesa y siempre recibió una educación considerable, aprendió a escribir, y a leer. Aunque lo que más le gustaba entre todo era la lectura de novelas de aventura, las cuales le llevaron a querer conocer mundo y convertirse en un afamado explorador. A pesar de lo que sus padres dijeron no se detuvo y viajó a la ciudad de Nueva Lordaeron como primer destino. Justo llegó a las vísperas de un gran torneo que tendría lugar en la zona, lo cual era un gran momento para ya fuera ganar fama o simplemente practicar con la espada, se unió, al menos a los combates amistosos. En su primer combate venció más por suerte que por otra cosa a un sacerdote llamado Leoric, más en su segundo combate contra un caballero no tuvo más remedio que morder el polvo, aun así se contentó al poder haber luchado contra alguien de tal rango. Más pocos sabían lo que se aproximaba en aquel torneo, pues un demonio de gran magnitud surgió de las entrañas destrozando el suelo del coliseo, y aunque fue derrotado en primera instancia, había abierto un agujero que daba entrada a demonios de cualquier tipo al mundo de Azeroth. Quizás demasiado ensimismado con la búsqueda de aventura o quizás en un arrebato de locura viajó con un grupo de héroes a través del agujero, pocos vieron lo que pasó ahí abajo pero solo se sabe que Felix no volvió a ser el mismo. Tras todo esto se obligó a si mismo a retirarse a Ventormenta junto a su familia durante varios años, empezó a aprender en artes musicales como era tocar el laúd pensando que eso le ayudaría a pasar su trauma de forma más amena, y de esta forma logro recuperarse, o al menos recuperó sus ganas de volver a la aventura... quizás ademas de explorar el mundo pudiera relatar hazañas en forma de canción, así fue... decidio como un necio por cuenta propia internarse en el bosque pues habia ojeado en el cartel de recompensas sobre un lider bandido por el que se pagaba una sustancial recompensa, Felix era joven pero al menos sabia luchar y esa era su oportunidad para vivir una aventura, quizás la primera y ultima...
    Cuando llego los salteadores se rieron de el, planto batalla pero rápidamente fue desarmado sin herir a nadie debido a la abismal diferencia de numero. Los saqueadores formaron un circulo a su alrededor y comenzaron a patear al joven Felix, este aguantaba estoicamente pero estaba cerca de caer en la inconsciencia o quizás la muerte por tan brutal paliza.
    Pero entonces, percibió un grito gorgoteante, un grito de auxilio de uno de los bandidos, un hacha danzante en mitad de los humanos que parecía funcionar con voluntad propia destripando y segando cabezas como una tempestuosa tormenta, entonces una segunda hacha acompaño a su hermana y la batalla pronto cejo tan súbitamente como había comenzado..
    Felix alzo los amoratados ojos, un enano le miraba desde "las alturas" y le tendió la mano, no dijo nada pero era evidente una cosa. Felix le debía la vida a aquel enano, pronto descubriría que sin saberlo su tan anhelada aventura acababa solo de comenzar...

  2. #2
    Jugador
    Este usuario no tiene estado.
     
    Avatar de Mor'Hork
    Fecha de Ingreso
    10 ago, 15
    Ubicación
    Una cueva perdida por el mundo.
    Mensajes
    325
    Gracias
    14
    3 Gracias recibidas en 3 Posts

    Re: Felix Jonshon Humano

    Muerte terrible.
    Fue su primera aventura tras cesar el retiro, Felix era optimista sobre ello, relatar un buen poema y volver a la taberna más cercana para bañarse de gloria, licor y quizás pasar la noche con cualquier dama fácil de impresionar, en fin. Preparó el laud, la mochila de viaje y la hoja corta y siguió a Hjalmar a través de un portal que el enano exigió como pago por su participación en la batalla y al otro lado hallaron las desérticas Tierras Inhospitas, allí encontraron a una goblin y un gnomo que estaban descorrompiendo un huevo y que, al parecer, ellos mismos tendrian que ir a buscar más. En su camino se encontraron a no uno, sino dos dragones negros contra los que tuvieron que luchar encarnizadamente, bueno, al menos el resto, Felix se subió a una colina tan solo para poder plasmar en su poema la batalla entre Hjalmar y los dragones. De hecho fue bastante bien, unos singulares militares élficos dieron buena guerra a los dragones hasta ahuyentar a uno y dar muerte al otro, más ninguna colina sería lo suficientemente alta para cubrir a Felix de lo que se aproximaba, pues el Destructor hizo acto de presencia paralizando cada músculo del joven aventurero y apenas la primera llamarada que siquiera iba dirigida a el en concreto terminó por hacer de la carne de Felix carbón y de sus huesos ceniza. Un amargo final para un joven entusiasta o quizás un simple golpe de realidad para quien planease seguir sus pasos.
    Última edición por Mor'Hork; 06/11/2017 a las 16:51

    To view links or images in signatures your post count must be 10 or greater. You currently have 0 posts.
    Saludad al Imperador.

Miembros que pueden ver este tema:

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •